Actualidad  abogado en Pontevedra

Nulidad extinción masiva de contratos por no superar el período de prueba

Publicado: 11 de noviembre de 2021, 20:49
  1. Novedades jurídicas

El Tribunal Supremo en su sentencia de fecha 23 de septiembre de 2021 ha confirmado la nulidad de la extinción de 25 contratos de trabajo por no superar el período de prueba realizada en menos de 20 días por una empresa, al considerar que dichas extinciones constituyeron un claro abuso de derecho.

 


En el caso resuelto entre el 16 de marzo y el 3 de abril de 2020 la empresa, que contaba con una plantilla de 180 trabajadores en el centro de trabajo afectado, extinguió 6 contratos temporales, despidió a 25 trabajadores por no superar el período de prueba y despidió a 34 trabajadores disciplinariamente por disminución de rendimiento, a los que pagó la indemnización por despido. 

 


Todas esas extinciones habían sido declaradas nulas al incumplir lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, que exige seguir los trámites de un despido colectivo cuando, en un periodo de noventa días, la extinción afecte al menos al 10% del número de trabajadores de la empresa en aquellas que ocupen entre cien y trescientos trabajadores. 

 


Al superar el número de trabajadores despedidos el 10% de la plantilla la empresa incurrió en un despido colectivo de hecho por lo que los despidos son nulos y debe readmitir a los trabajadores despedidos.

 


El Tribunal Supremo entiende que en el cómputo del número de extinciones para comprobar si se supera o no el límite del 10% deben incluirse los 25 trabajadores despedidos por no superar el período de prueba, ya que aunque es cierto que es legal la extinción del contrato durante el período de prueba sin necesidad de motivar las razones del desistimiento empresarial, esta facultad del empresario debe acomodarse obligatoriamente a las exigencias de buena fe, lo que supone que todo acto u omisión que, por la intención de su autor, por su objeto o por las circunstancias en que se realice sobrepase manifiestamente los límites normales del ejercicio de un derecho, con daño para tercero, dará lugar a la correspondiente indemnización y a la adopción de las medidas judiciales o administrativas que impidan la persistencia en el abuso. 

 


Para el Tribunal la actuación de la empresa incurrió en un claro abuso de derecho al ser totalmente irrazonable y desproporcionado que se extinguieran un número tan alto de contratos por esta causa al mismo tiempo, sin que la empresa haya intentado acreditar mínimamente las razones de tal medida mas allá de alegar que había quejas de algunos trabajadores porque no se aseguraba su salud durante la pandemia del COVID-19.

Noticias relacionadas

Concreción del horario de trabajo por actividad extraescolar de hijos

En una sentencia de fecha 19 de diciembre de 2022 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha confirmado la sentencia de un Juzgado de lo Social que había desestimado la demanda de una trabajadora que solicitó la adaptación de su horario de trabajo en función de las necesidades de atención y

Notificaciones electrónicas de la AEAT

En su sentencia 147/22 de fecha 29 de noviembre de 2022 el Tribunal Constitucional ha otorgado amparo a una empresa a la cual la Agencia Tributaria le practicó liquidación provisional por el IVA de 2012, tras notificarle a través del sistema de Dirección Electrónica Habilitada (DEH) un

Modificación del sistema de gestión de los partes de Incapacidad Temporal

A partir del 1 de abril de 2023 los trabajadores ya no estarán obligados a entregar el parte de baja médica a su empresa, sino que las comunicaciones se harán por vía telemática entre las Administraciones y las empresas.   Ello es debido a la aprobación del Real Decreto 1060/2022, de 27 de

Nulidad de imposición de aplicación informática para entregar partes de baja

En una reciente sentencia de fecha 16 de noviembre de 2022 (recurso 270/2022), la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha declarado la nulidad del manual de comunicación de bajas médicas de una empresa en virtud del cual se imponía a los trabajadores la obligación de tramitar sus bajas